viernes, 1 de febrero de 2013

Musicalmente






Ese suspiro se va por la puerta buscando quizás una ventana abierta.

El aire de aquello que nunca te dije, palabras que el viento a su antojo dirige.
Uh, ah, sopla las velas. Podrías incluso apagar las estrellas.
El día en que tú seas una tormenta mis letras serán nubes pasajeras...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada