miércoles, 21 de marzo de 2012

Su frustración.

Y fue cuando la primavera decidió llorar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada